sábado, 18 de julio de 2015

"CAP. 19" (accidente)

De repente se escucha a lo lejos del pasillo unos tacones que parecían martillos, vuelvo la cabeza y veo unos zuecos amarillos de madera (con el mal fario que me da a mí el amarillo), pantalón blanco transparente con su tanga blanco a juego y un mini-top amarillo que solo le tapaba las tetas (la típica barbie de mercadillo). No quise mirarle la cara, no podía. La respiración se me puso a cien por hora y las manos me sudaban. Seguidamente llegó mi médico que tenía que declarar, y sin pensarlo se acercó a ella y le dijo: vaya golpe más fuerte que le diste, que un brazo casi no le sirve. La muy cabr... se hace la sorprendida y le contesta: eso se lo habrá hecho después porque cuando yo le dí el golpe, ella se puso de pie y no tenía nada (cuando acordaros que me llevó el 061). Ya no aguanté más, me levanté y me tiré hacia ella, suerte que me sujetaron entre el médico y mi abogado que sino.....  juro por lo más sagrado que no sé lo que le hubiera hecho. No tenía bastante con destrozarme la vida sino que decía que yo estaba mintiendo. Me sacaron de la sala agarrada de los dos brazos porque no podían sujetarme. Me dijeron que encima de todo iba a ser yo la que le tendría que pagar si la agredía, ¿y que más da? contesté yo, con lo bien que me hubiera quedado, tendrían que haberme dejado, seguro que así estaría hoy en día más tranquila de lo que estoy. Cuando me calmé un poco pasé a la sala y ya nos mandaron entrar al juicio. Era una juez, estuvo preguntando uno a uno cosas y cuando le tocó a ella, volvió a negar que eso me lo había hecho en el accidente. Si la cojo ........

26 comentarios:

  1. A veces las personas no son tal personas sino animales inmorales y mentirosas con tal de salvarse ellas-Creo que mi reacción hubiese sido la misma que tuvistes
    Tú.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que cínica es la gente! No entiendo como puede haber gente tan inhumana y mala por el mundo; me quedo alucinada

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Vaya gentuza! En este mundo hay mucho gilipollas y con dinero.
    Besos refrescantes un poco caraduras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la palabra.... gentuza.
      Ja ja ja, un abrazoooooo.

      Eliminar
  4. Yo viví una experiencia parecida con mi esposa, y no me faltaron ganas como a ti, aguanté pero, a la salida le dijimos de todo delante de todo el mundo, a ella y a su abogado que era otro mentiroso. Tuvimos que escuchar en el juicio mentiras como esta "mi hijo de dos años que iba sentado en su sillita, comiendo churros con chocolate, no se le derramó ni una gota del chocolate, cuando chocamos". Del juez y del abogado que te voy a contar, a mi esposa no la dejaron hablar, por que estaba todo amañado. Una verguenzaaaaaaaaaaaaa. La justicia es un cachondeo al servicio de las aseguradoras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué rabia Manuel. Lo siento mucho. No hay derecho a todo esto. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Querida Lobezna, con menuda gente tocaste. Un besito y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Qué horror, ha sido un calvario para ti, como si con el accidente en sí no fuera suficiente, cuánto lo siento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ufff, que ganas de arrearle...
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  8. Hola Lobezna, creo que si la cogemos entre todos se queda hasta sin pelo, la dejamos peor que ella te dejo a ti, que gentuza.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, una idea estupenda Piruja. Un abrazooo.

      Eliminar
  9. Qué falsedad!!
    No me extraña tu enfado. No era para menos.
    Un besito.
    Feliz comienzo de semana

    ResponderEliminar
  10. Uy que pena que no hayas podido dejarla calva por lo menos. Te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, me hubiera gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  11. gentuza.....que de todo tiene que haber en el mundo,,,,,un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí y de esta calaña...... de la que más. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Pues menos mal que te sacaron de allí porque por muy bien que te quedes dandole una a ella, luego lo hubieras pagado toda la vida y ella tan contenta de que trabajes para ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo se pero me hubiera quedado en la gloria. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Vaya descarada la muy..... sinvergüenza!!! Pero no valía la pena que te ensuciaras las manos con ella.
    Besos

    ResponderEliminar